Recogidos

Cada mujer es diferente, y en Marcel Arranz: no adaptamos a los deseos de cada una de ellas para recrear su estilismo soñado.